Soutenez la BnF
Formulario de búsqueda

Colecciones y servicios

Archivos sonoros

El "disco" y la edición fonográfica

El departamento de Audiovisual (département de l’Audiovisuel) conserva una colección de aproximadamente un millón de grabaciones de audio, que se remonta al origen de la grabación (1877). Se trata de una de las primeras colecciones del mundo y puede consultarse en la Biblioteca de investigación (Bibliothèque de recherche).

Producto de la edición fonográfica, el “disco” (término normalmente usado para todos los soportes de grabación) representa la mayor parte de esta colección. Además del depósito legal, las donaciones y las compras representan una parte importante de esta colección.

El depósito legal, instituido en 1938, abarca todas las producciones musicales, pero también habladas, así como los sonidos naturales, los efectos sonoros,... ya sean nacionales o internacionales, desde el momento en que se difunden en Francia.

Estas producciones son representativas de todos los géneros editoriales, de todas las épocas y de todos los soportes vinculados a la edición fonográfica: cilindros, rollos de pianola, discos de 78 revoluciones, microsurcos, casetes de audio, discos compactos, archivos digitales,…

Una de las colecciones de catálogos de marcas fonográficas más ricas del mundo que cataloga las referencias comerciales de los fonogramas editados por las discográficas como Pathé, Columbia, Gramophone…, y que se remonta a principios del siglo XX, ofrece una herramienta indispensable de identificación de las referencias de discos.

Este conjunto forma una memoria y un espejo insustituible de la edición fonográfica: fuente para la historia de las políticas editoriales, la historia de las técnicas, del gusto y de la recepción,… Otras tantas historias que están por construir… Se pueden citar las grabaciones de discursos políticos por las marcas "Piatiletka" o "La voix des nôtres", próximas a los partidos de izquierda de los años 30, o las mujeres escritoras cuyas obras fueron grabadas por las Editions des Femmes en los años 80.

En especial, para la música, unos fondos particulares procedentes de donaciones y de compras constituyen unas colecciones que interesan a la investigación en ámbitos específicos: fondo Charles Delaunay para el jazz, fondo Ferrant, fondos Godovitch, Dumazert o Ruiz-Pipo para la música clásica y la ópera; fondo Motskine para la restitución de la música barroca entre los años 1960 y 1980; donación de la embajada de Brasil que, además de Brasil, ilustra la riqueza de los repertorios de Sudamérica; por su parte, la canción francesa está ampliamente representada en el fondo Caron. Algunas donaciones conciernen a las discotecas personales de compositores e intérpretes, como Reynaldo Hahn, Maurice Ravel, Francis Poulenc, Nadia Boulanger…

Las Urnas de la Ópera

Si existe un fondo tan inesperado como excepcional, es el de las “urnas de la Ópera”. Escondidos en los sótanos de la Ópera Garnier, primero en 1907 y luego en 1912, por iniciativa de la sección francesa de Gramophone, en presencia de los representantes del ministerio de Instrucción Pública, 48 discos de 78 revoluciones y un gramófono fueron depositados en 5 urnas de plomo herméticamente cerradas al vacío. Estas urnas debían abrirse un siglo más tarde. En 1989 fueron confiadas a la Bibliothèque nationale de France y se abrieron en 2008. Contienen las grandes voces líricas de la época: Tamagno, Caruso, Emma Calvé…

viernes 5 de septiembre de 2014

¿Donde consultar los documentos ?

Departamento de Audiovisual

Formular una pregunta

El servicio SINDBAD proporciona gratuitamente referencias de documentos e informaciones fácticas. Formular una pregunta a un bibliotecario (SINDBAD)

Partagez