Soutenez la BnF
Formulario de búsqueda

La BnF

Biblioteca François-Mitterrand

Biblioteca François-Mitterrand © Éric Sempé / BnF
La biblioteca François-Mitterrand, abierta al público en 1996, nació de la necesidad de agrandar y modernizar la Bibliothèque nationale. Fue la primera manifestación a una escala tal de la tendencia llamada minimalista de la arquitectura contemporánea y el primer edificio que usó metal tejido como decoración interior. La biblioteca se caracteriza por cuatro grandes torres angulares que figuran simbólicamente cuatro libros abiertos.

Las colecciones


Haga clic sobre las imágenes para agrandarlas

Las colecciones de documentos impresos y audiovisuales son accesibles al público en la biblioteca François-Mitterrand. Dos niveles de salas de lectura encierran un jardín-bosque de más de una hectárea:

  • la biblioteca de investigación (bibliothèque de recherche) en Rez-de-jardin, reservada a los lectores acreditados, que permite consultar las colecciones patrimoniales,
  • la biblioteca pública en Haut-de-jardin, accesible a partir de 16 años, siempre que se compre un título de acceso. Se pueden consultar colecciones de referencia en todos los ámbitos del saber.

La arquitectura




Haga clic sobre las imágenes para agrandarlas

El edificio diseñado por el arquitecto Dominique Perrault, tras un concurso internacional en 1989, presenta una estética al mismo tiempo clásica y minimalista.
La biblioteca está organizada en torno a una base, la amplia plataforma horizontal que constituye la explanada, y a cuatro torres de cristal en forma de escuadra situadas en los cuatro ángulos. Estas albergan siete pisos de despachos protegidos por postigos de madera móviles y once pisos de almacenes.
El acceso a la explanada, cubierta por madera de ipé del Brasil, dura e imputrescible, se hace por grandes peldaños frente al Sena.

Los almacenes de libros se hallan una parte en la base, muy cerca de las salas de lectura y otra parte en los pisos superiores de las torres. Una amplia red de ocho kilómetros permite el transporte de los documentos en 330 carretillas de balancín entre los almacenes y las salas de lectura de la biblioteca de investigación en Rez-de-jardin.

Las dos entradas de la biblioteca están situadas en el Oeste y en el Este; la entrada Este que con el tiempo ha pasado a ser la más usada debido a su proximidad con la línea 14 del metro, fue reconfigurada en 2013 para darle mayor visibilidad y aportar más comodidad a los usuarios.

 

Simetría, claridad, rigor, equilibrio, monumentalidad, estos son los calificativos que pueden definir la arquitectura del edificio, cuyos materiales dan una importancia especial al cristal, el acero y la madera.

La decoración interior atempera la austeridad del edificio exterior: superficies de hormigón de grano muy fino donde juega la luz, malla de acero inoxidable flexible y centelleante que sustituye a paredes y falsos techos, alfombra de color rojo “tierra de África”, maderas exóticas del mobiliario de las salas de lectura.

Las mesas, los estantes, las sillas ergonómicas o las lámparas de fibra óptica, el conjunto del mobiliario creado por el arquitecto, instauran para el lector una atmósfera de serenidad propicia al trabajo intelectual.

El barrio

De los jardines de Bercy a la BnF por la pasarela Simone de Beauvoir

De los jardines de Bercy a la BnF por la pasarela Simone de Beauvoir

La biblioteca François-Mitterrand se halla en el nuevo barrio de París orilla izquierda del barrio 13, llamado a veces el “nuevo barrio latino", tan numerosos son los centros universitarios y culturales que se han instalado actualmente en el mismo. Entre ellos, la Universidad de Paris-Diderot, la Inalco, la Escuela nacional superior de arquitectura París-Val de Seine (École nationale supérieure d’architecture Paris-Val de Seine), la Escuela de altos estudios en Ciencias Sociales (École des hautes études en sciences sociales)…

jueves 10 de abril de 2014

En chiffres

  • Un jardin de 1 ha
  • Una explanada de 60.000 m²
  • Unas torres de 22 pisos y 80 metros de altura
  • 54.000 m² de salas de lectura
  • 57.000 m² de almacenes
  • 400 km lineales de estanterías

Ver también

Partagez