Soutenez la BnF
Formulario de búsqueda

La BnF

Biblioteca Richelieu-Louvois

Actualmente, las colecciones de la Bibliothèque nationale de France se reparten en dos emplazamientos principales: la biblioteca François-Mitterrand y la biblioteca Richelieu.
La biblioteca Richelieu, también llamada el cuadrilátero Richelieu se halla en el número 5 de la calle Vivienne, en el centro de París, es la cuna histórica de la Bibliothèque nationale de France. Actualmente está siendo renovada.

Las colecciones



Haga clic sobre las imágenes para agrandarlas

Las colecciones siguientes son accesibles al público en la biblioteca Richelieu:

  • Manuscritos –desde las más antiguas trazas de escritura de la humanidad hasta los manuscritos de los escritores contemporáneos,
  • estampas y fotografías,
  • colecciones de música y de las artes del espectáculo,
  • mapas y planos,
  • monedas, medallas y antigüedades.
Ver también

Colecciones por temas

La arquitectura



Haga clic sobre las imágenes para agrandarlas

El cuadrilátero actual está limitado por las calles Richelieu, Colbert, Vivienne y Petits-champs. La Biblioteca ha ido creciendo en ellas por oleadas sucesivas desde el siglo XVIII hasta la actualidad.

Durante la segunda mitad del siglo XVII, el cuadrilátero estaba formado por el Palacio Mazarin, el Palacete Tubeuf, la Galería Mansart y dos edificios que albergaban por primera vez la Biblioteca real (Bibliothèque Royale): “les maisons au bout du jardin” (las casas al fondo del jardín) pertenecientes a Colbert.

La biblioteca se instaló en el cuadrilátero durante la primera mitad del siglo XVIII.

Desde 1854 hasta 1875, Henri Labrouste, después de haber realizado la Biblioteca Sainte-Geneviève, hizo construir los espacios específicamente adaptados al funcionamiento de la biblioteca y realizó en particular una sala de trabajo, conocida con el nombre de Sala Labrouste, así como el almacén central de los impresos.

Luego desde 1875 hasta 1932, Jean-Louis Pascal y Alfred Recoura, construyeron y terminaron una nueva sala de trabajo: la Sala Oval.

Desde 1932 hasta 1955, para responder al aumento de las colecciones, Michel Roux-Spitz realizó operaciones de densificación (cavadura, relleno de patios, elevación…).

Por último, en 1958 se creó una sala de lectura para el departamento de los Manuscritos (département des Manuscrits), luego hasta 1977 se realizaron diversos acondicionamientos para intentar encontrar sitio para el conjunto de las colecciones.

Gracias al proyecto de construcción del nuevo edificio en el emplazamiento de Tolbiac fue posible repartir las colecciones entre la biblioteca François-Mitterrand y la biblioteca Richelieu. La redistribución de las colecciones de los departamentos presentes en el cuadrilátero finalizó en 1997.

La renovación del cuadrilátero Richelieu

La sala Labrouste durante las obras, biblioteca Richelieu

La sala Labrouste durante las obras, biblioteca Richelieu

En 2010 se inició una obra mayor de renovación del cuadrilátero Richelieu, tendrá una duración de 7 a 8 años.

Se trata por un lado de modernizar y reacondicionar los edificios para ofrecer mejores condiciones de conservación de las colecciones y mejores condiciones de trabajo a los investigadores, pero también de acoger en el cuadrilátero las bibliotecas del Instituto de la historia del arte (Institut de l’histore de l’art), de reciente creación, y de la Escuela nacional de las Cartas (École Nationale des Chartes).

jueves 10 de abril de 2014

Ver también

Partagez